Vitamina D e Intestino [Importancia y fuentes]

sol-vitamina-D

La vitamina D3 (1, 25-dihidroxivitamina-D3), también conocida como calcitriol, es una vitamina liposoluble. Se ha asociado con la regulación del metabolismo óseo, del calcio y del fósforo [1], pero los avances recientes en la investigación científica han revelado la participación de la vitamina D3 en la regulación y modulación del sistema inmune, especialmente en pacientes con Enfermedad Inflamatoria intestinal (EII) y otros trastornos autoinmunes [ 2]

La vitamina D es esencialmente importante en la modulación y regulación inmunes de las citoquinas inflamatorias o proinflamatorias, lo que pone bajo control las respuestas inflamatorias que están involucradas en el desarrollo de EII. De todo lo anterior, la vitamina D ocupa un lugar central en todos los esfuerzos para prevenir, controlar y tratar todos los casos de EII y otras enfermedades autoinmunes.[3 ]

Además, muchos estudios sugieren que la vitamina D puede alterar la composición de la microbiota intestinal y funcionar hacia un estado más homeostático. A pesar de estos hallazgos, es importante señalar que el papel de la vitamina D y la composición de la microbiota en las enfermedades autoinmunes no es tan simple como la sola presencia o ausencia de una deficiencia. Estudios prometedores en humanos han demostrado que la administración de suplementos de vitamina D3 puede conducir a un aumento de bacterias beneficiosas, como Ruminococcaceae, Akkermansia, Faecalibacterium y Coprococcus, que pueden atenuar las respuestas autoinmunes [4]

¿Como puedo saber si tengo bien mis niveles de vitamina D?

Normalmente, en los laboratorios suelen analizar los niveles en sangre de a vitamina D2 Calcidiol y calcifediol (25-hidroxivitamina D) pero sería adecuado que nuestro médico o profesional de la salud de confianza, nos solicitara el Calcitriol (1,25-dihidroxivitamina D) o vitamina D3. 

Valores de referencia de D2: 

  • Los especialistas en endocrinología establecen que existe un déficit de vitamina D cuando la concentración de 25-hidroxivitamina D es inferior a 20 ng/mL (50 nmol/L) y una insuficiencia de vitamina D cuando la concentración oscila entre 21 y 29 ng/mL (52.5 y 72.5 nmol/L).
  • Otros organismos concluyen que niveles de 25-hidroxivitamina D por encima de 20 ng/mL (50 nmol/L) son adecuados y compatibles con una buena salud ósea; valores superiores a 30 ng/mL no parecen traducirse en mejores efectos. Sin embargo, existe controversia acerca de los niveles de 25-hidroxivitamina D que confieren protección frente a otros trastornos asociados al déficit de esta vitamina.

Valores de referencia de D3: 

Los valores normales de vitamina D3 (25-OH-D3) en la sangre están comprendidos entre 50 y 125 nmol/l (20 y 50 µg/l). No obstante cuando está en valores inferiores de 20 µg/l deberíamos empezar a prestar atención e intentar subir los valores de forma natural o a través de suplementación.

¿Cómo puedo yo obtener vitamina D?

  1. Es recomendable hacer una exposición de 20 minutos diarios al sol sin protección (Las pantallas sean químicas o físicas impiden la absorción de la vitamina D). Es importante que sean horas en que el sol no sea muy intenso,las 10-12h o 17-20h para evitar quemadas o aparición de manchas. El ejercicio suave al aire libre como pueden ser los paseos, es una buena forma de adquirir la vitamina D que necesitamos. Si tu piel es muy delicada, de tono muy claro o con problemas específicos siempre es recomendable preguntar a tu dermatólogo.
  2. Hay algunos alimentos de los cuales podemos obtener vitamina D: Los pescados grasos (atún, salmón y caballa) están entre las mejores fuentes de vitamina D. Son pescados con un alto contenido en Omega 3, no obstante, tenemos que tener en cuenta que los pescados grandes grasos son los que más metales pesados acumulan, por eso es recomendable escoger el pequeño como el arenque, caballa o sardina. 

caballa

El hígado de res, el queso y las yemas de los huevos también suministran pequeñas cantidades de ésta. Los champiñones proporcionan algo de vitamina D. Su contenido también se está reforzando por la exposición de ciertos hongos disponibles comercialmente a la luz ultravioleta.

Las recomendaciones de cantidad de vitamina D que necesitamos son:

Lactantes (ingesta adecuada de vitamina D)

  • 0 – 6 meses: 400 UI (10 microgramos [mcg] por día).
  • 7 – 12 meses: 400 UI (10 mcg/día).

Niños:

  • 1 – 3 años: 600 UI (15 mcg/día).
  • 4 – 8 años: 600 UI (15 mcg/día).

Niños mayores y adultos:

  • 9 – 70 años: 600 UI (15 mcg/día).
  • Adultos de más de 70 años: 800 UI (20 mcg/día).
  • Embarazo y lactancia: 600 UI (15 mcg/día).

La vitamina D también se puede encontrar en los complementos y alimentos enriquecidos y viene en dos formas diferentes:

  • D2 (ergocalciferol)
  • D3 (colecalciferol)

Hasta hace muy poco solo se prescribía la vitamina D2 en forma de ampollas pero ya encontramos en el mercado, e incluso dentro de la Seguridad Social, soluciones orales de vitamina D3.

Es importante que tengas en cuenta que la suplementación de vitamina D siempre tiene que ser prescrita y guiada por un profesional de la salud, que sepa la dosis que te corresponde según tus necesidades. 

Si tienes cualquier duda o quieres una recomendación personalizada puedes escribirme a info@annaesteve.com 

Bibliografía:

  1. Elson COGenes, microbes, and T cells – new therapeutic targets in Crohn’s diseaseN Engl J Med 2002;346:6146.
  2. Jones GStrugnell SADeLuca HFCurrent understanding of the molecular actions of vitamin DPhysiol Rev1998;78:1193231
  3. Alhassan Mohammed, H., Mirshafiey, A., Vahedi, H., Hemmasi, G., Moussavi Nasl Khameneh, A., Parastouei, K. and Saboor-Yaraghi, A. A. (2017), Immunoregulation of Inflammatory and Inhibitory Cytokines by Vitamin D3 in Patients with Inflammatory Bowel Diseases. Scand J Immunol, 85: 386–394. doi:10.1111/sji.12547
  4. Clark A, Mach N. Role of Vitamin D in the Hygiene Hypothesis: The Interplay between Vitamin D, Vitamin D Receptors, Gut Microbiota, and Immune Response. Frontiers in Immunology. 2016;7:627. doi:10.3389/fimmu.2016.00627.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *