Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis Theme natoque

10 tips para que tu digestión no te dé las vacaciones

Las vacaciones son para relajarse y desconectar, no obstante, se pueden convertir en unos días horribles si nuestra digestión se ve afectada por algún cambio o ciertos alimentos que no son toleramos lo suficiente.

Más complicado es aún cuando se ha producido una recaída en nuestras molestias o si estamos iniciando los cambios de alimentación para solucionar un problema concreto.

Como quiero que pases tus días de descanso lo mejor posible, te he preparado unos consejos prácticos a tener en cuenta en tus escapadas o viajes fuera de casa:

  1. Si comes pan para desayunar, llévate uno que sepas que te sienta bien, sea hecho por ti o comprado: Es prácticamente imposible encontrar pan de calidad en los hoteles y más si lo comemos sin gluten. Llevarte tu pan te va a facilitar mucho más las opciones de desayuno saludable y que te sienten bien.
  2. Bebe siempre agua embotellada: Nuestro sistema digestivo es muy sensible al cambio de agua y más si padeces alguna dolencia. Bebe siempre agua embotellada y evita los hielos si no quieres que una diarrea aguda fastidie tus vacaciones.
  3. Evita el alcohol sí o sí: No necesitas beber alcohol para pasarlo en grande, elige opciones como infusiones frías sin endulzar, agua con limón, smoothies naturales de frutas o mocktails (cocktails sin alcohol).
  4. Escoge cocciones suaves siempre que puedas: Si no tienes el sistema digestivo fuerte, te diría que te abstengas de pescadito frito y similares, escoge opciones al vapor, plancha, parrilla o baja temperatura.
  5. No te vengas arriba con el picante: Aunque tu destino sea México, ten cuidado con el picante, puede ser muy irritante para tu sistema digestivo. Las molestias pueden ir desde reflujo o ardor estomacal a una diarrea grave en caso de padecer una patología digestiva.
  6. Helados, postres y batidos que sean los menos posibles: Sé que es misión muy complicada abstenerse de probar cualquier tipo de dulce pero sí te diría que sean pocos y lo menos procesados posibles. El azúcar, edulcorantes y el gluten son agentes inflamatorios para nuestra mucosa intestinal además de promover la alteración de nuestras bacterias intestinales.Elige opciones a base de fruta, sin lácteos ni leche a poder ser, por ejemplo sorbetes de fruta o macedonia de frutas casera.
  7. Lleva siempre encima infusiones digestivas: Con un poco de agua caliente te puede aliviar mucho si tienes ardores, reflujo, gases o malestar intestinal. Te recomiendo manzanilla con anís o melisa y regaliz para regalarte y digerir mejor.
  8. Intenta consumir algún tipo de probiótico, mejor si es de alimentos: Puedes llevarte kéfir de agua, hay algunas marcas que ya venden la bebida. Otra buena opción es el té kombutcha, kéfir de leche de cabra o simplemente puedes intentar consumir yogur natural sin edulcorar para conservar el equilibrio de tu flora.
  9. Sigue consumiendo verdura y fruta: Intenta incorporar algo de verde siempre en todos tus menús para asegurar el aporte de fibra y no te olvides de la fruta (siempre que te siente bien o no tengas intolerancia a ella) ya a parte de fibra, también te va ayudar a hidratarte.
  10. Mantén tu rutina antiestrés: Sea en forma de meditación, yoga o simplemente dando paseos en la naturaleza, será una buena forma de conservar la calma tanto en tu sistema nervioso como digestivo.

¡Espero que te sean de ayuda estos tips y pases unas felices vacaciones!

¿Quieres leer más artículos como este? ¡Suscríbete a mi newsletter! 

Sin comentarios

Deja un comentario