Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis Theme natoque

Algunos consejos ecosaludables después de vacaciones

Durante las vacaciones, es absolutamente normal y necesario que nos relajemos, aunque nos intentemos cuidar, a veces hay comidas familiares u ocasiones que hacen que nos permitamos comer cosas no tan saludables para nuestro cuerpo.

Es hora de volver a la rutina diaria, y hora también de volver a la rutina de nuestros hábitos de vida lo más saludables posibles, algunos consejos que creo que pueden ayudar a todo el mundo a seguir felizmente con su vida ecosaludable:

1. No lamentarse por haberse pasado en algún aspecto o alimento durante sus vacaciones: Pues personalmente creo que a lo hecho pecho, y que hay que no se puede ser inflexible en nuestra vida. Así que olvídalo y empieza de nuevo a cuidarte.

2. Beber mucho líquido: Para depurar el organismo, lo mejor es una buena limpieza interior, si os cuesta como a mí beber, podéis optar por infusiones, tés ecológicos, o batidos de frutas y verduras que además, nos aportarán vitaminas extras para afrontar el cambio de estación.

3. Priorizar alimentos vegetales: A los que no sois vegetarianos, y os habéis pasado un poco estos días de grasas, sería bueno hacer una semanita de mucha verdura y fruta, y algo de legumbre para compensar la proteína, dejando de lado la proteína animal. Es decir, lácteos, carne y huevos limitarlos unos días, y si consumís, siempre que sean eco.

Alimentos que ayudan a depurar: 

– Alimentos amargos: rábanos, endivia, alcachofa

– Verduras como: puerro, apio y brócoli.

– Germinados de verduras.

4. Evitar totalmente: Café, alcohol, embutidos. 

5. Volver al ejercicio si lo hemos dejado: Durante las vacaciones, si hemos dejado de lado nuestros ejercicios diarios, es importante volver progresivamente a la rutina de ejercicios.Si nos cuesta volver a coger el ritmo, podemos empezar por hacer paseos de 1 horita al día y después incorporarnos otra vez al ejercicio que realizábamos habitualmente.

6. Si necesitamos un extra de energía: Si vemos que nos cuesta todo, estamos cansados y necesitamos algo que nos dé más energía, podemos incorporar nueces o semillas a nuestros platos, o hacer tentempiés de frutos secos, frutas o tortitas de arroz o maíz.

7. Intentar no romper con las relaciones sociales: Volver a la rutina no significa que tengamos que dejar de lado todo contacto con quien hemos visto durante nuestras vacaciones. Es importante cultivar nuestras amistades y relaciones día a día, de esta forma seremos más felices y no caeremos en un estado de pesimismo después de nuestras vacaciones.

8. Positivismo: Intentar ver, incluso escribir qué ventajas tiene volver a hacer nuestra rutina habitual, de esta forma también nos ayudaremos a estar más optimistas después de nuestras vacaciones.

Seguro que cada uno tiene sus propias formulas, ¿alguna idea más?

Sin comentarios

Deja un comentario